• Pretenden ser unas pautas de buenas prácticas ante las situaciones que se producen en algunos casos durante las videollamadas con profesores y se enmarcan en la campaña “Aprender con las pantallas” del CAC
  • Se propone mantener las mismas normas sobre vestimenta, higiene y hábitos que hay para las clases presenciales. También, abstenerse de involucrar a más personas que las invitadas por el profesor
  • Se aconseja hablar con un lenguaje conciso y respetuoso. También, mantener siempre la imagen de modo que se vea la cara de cada participante, pero a la vez cerrar el micrófono cuando no se tenga el turno de palabra
  • No se pueden grabar ni manipular imágenes del profesorado o de los compañeros para exponerlas en las redes sociales

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), en el marco del programa eduCAC, y el Servicio Educativo del Alt Empordà del Departamento de Educación han elaborado unas recomendaciones para un uso responsable de las videollamadas en entornos educativos. Las medidas incluyen elementos de comportamiento ante la cámara, así como restricciones en cuanto al derecho a la propia imagen, tanto de los compañeros de clase como de los profesores.

Los consejos se clasifican en tres estadios: en primer lugar, antes de empezar la videollamada, se propone mantener las mismas normas sobre vestimenta o higiene que hay para las clases presenciales, así como la conveniencia de no comer y de habilitar un espacio reservado y con buena iluminación. También, abstenerse de involucrar a más personas que las invitadas por el profesor.

En segundo lugar, durante la videollamada, se aconseja hablar con un lenguaje correcto y respetuoso, y lo más claro y conciso posible. También, mantener siempre la imagen de modo que se vea la cara de cada participante, pero al mismo tiempo, cerrar el micrófono cuando no se tenga el turno de palabra. Si se quiere hacer un pantallazo de los compañeros, por ejemplo para publicarlo en una red social, previamente hay que pedir permiso a todos los intervinientes.

En tercer lugar, una vez hecha la transmisión, se informa sobre las restricciones que hay en relación con el material audiovisual. En concreto, no se pueden grabar ni manipular imágenes del profesorado o de los compañeros para reírse de ellos en las redes sociales. Tampoco está permitido grabar o distorsionar un corte de voz del profesor ni usar este material fuera del contexto del aprendizaje. Finalmente, se recuerda que el material educativo que entrega el profesorado puede tener derechos de autor y que si se usa en otros entornos hay que citar su origen.

La iniciativa surgió del Servicio Educativo del Alt Empordà y de la Red Territorial de Cultura Digital, cuando los coordinadores de los centros de la comarca comprobaron las situaciones que se producían cuando, a causa del confinamiento, se empezaron a dar clases mediante las videollamadas.

El Servicio se dirigió a los responsables del programa eduCAC del Consejo y conjuntamente se redactaron dichas recomendaciones con un formato gráfico. El cartel se distribuirá a las familias y a los centros educativos del Alt Empordà, y, al mismo tiempo, se pone a disposición de todos los centros escolares del resto de Cataluña.

Leer más