Mientras en Chile se aprueba por primera vez un Proyecto de Ley para que toda la programación televisiva de los canales nacionales puedan contar con un intérprete de lengua de señas, en México, esta semana, más de un 50% de los canales públicos de cobertura nacional, tuvieron que implementar el sistema inclusivo del subtitulado oculto, tras la digitalización del sistema televisivo del país. Así lo contó esta mañana el Presidente del CNTV y de PRAI, Oscar Reyes, quien se encuentra en ese país como representante de los organismos reguladores de Iberoamérica para ver avances y experiencias en el proceso de digitalización del país azteca.

En ese contexto, Oscar Reyes, firmó un convenio de intercambio de contenidos con el Presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), Armando Carrillo Lavat. El directivo mexicano es un símil de lo que es el Presidente de Televisión Nacional de Chile.

Carrillo es quien lideró el proceso de implementación de técnicas de inclusión –especialmente para personas con necesidades especiales- en la pantalla mexicana, proceso que con la digitalización en Chile, deberá ser supervigilado por el Consejo Nacional de Televisión. En el país azteca, invirtieron US$ 150 mil dólares en un software, y contrataron 16 personas que hacen turnos durante 16 horas diarias de lunes a domingo. El organismo azteca provee el servicio a los 5 canales públicos que realizan sus emisiones televisivas para los mexicanos.

“En Chile ya estamos concursando las nuevas concesiones en TV digital, los canales que existen están migando y el 2020 tenemos el encendido digital. Conocer experiencias exitosas de la región nos permite hacer mejor las cosas y a un menor costo”, resaltó el presidente CNTV.

En este mismo sentido, el convenio de contenidos audiovisuales que estableció el presidente del CNTV Oscar Reyes, con el máximo directivo de la televisión pública mexicana, es un gran avance debido a los altos costos que tiene la producción televisiva hoy, pero sobre todo por el amplio mercado que representa la audiencia mexicana para contenidos, productoras y directores chilenos.

 “Este convenio abre una ventana muy importante para los contenidos que realizamos en el CNTV y que coproducimos con distintas productoras nacionales. Este país tiene más de 120 millones de habitantes y la televisión pública juega un rol muy vital en la sociedad mexicana. Con nuestros contenidos podremos llegar a una importante cantidad de mexicanos y mexicanas que podrán apreciar el trabajo de nuestros realizadores”, señaló el presidente del CNTV.