La sociedad tiene una deuda con los medios comunitarios, aseguró el comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, Javier Juárez Mojica, durante el Encuentro sobre sostenibilidad de las redes y medios comunitarios e indígenas organizado por el IFT, donde se abordaron los desafíos para su funcionamiento sostenible  y el papel del regulador mexicano en tal sentido.

La Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), representada por Héctor Camero Haro, celebró el reconocimiento legal de este tipo de medios desde la sanción de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), pero también denunció la opacidad de la gestión de la publicidad oficial que algunos organismos estatales deben aportar para su financiamiento. Por ejemplo, para saber quiénes están obligados a hacer los aportes así como cuál es el presupuesto total para el cálculo del porcentaje.

De acuerdo con la LFTR, las dependencias del gobierno federal deben aportar el 1% de su presupuesto anual destinado a publicidad oficial para la sustentabilidad de medios comunitarios e indígenas (artículo 89). Camero señaló la necesidad de introducir cambios en la legislación para que la obligatoriedad del aporte del 1% no solo alcance a entidades federales sino que también lo sea para Estados y municipios.

“Dentro de esas dependencias que cumplieron no vimos a las grandes como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y así como el IFT fue ejemplo positivo, el Senado y la Cámara de Diputados fue ejemplo negativo porque ellos, que aprobaron ésto, no han soltado un peso para apoyo de nuestras radios”, explicó Camero.

Cabe recordar que en 2017, el IFT anunció que financiaría a 15 radios “sociales”, entre las que se incluyen comunitarias e indígenas, con un presupuesto de US$ 4.700 para cada una.

Por su parte, el comisionado del IFT, Adolfo Cuevas Teja, señaló que no forma parte de las facultades del regulador autorizar a los medios comunitarios para que comercialicen espacios sino que eso es atribución del Congreso. “Tienen que pensar fuera de la caja y ver que ya no sean medios marginales. Ver los mejores ejemplos de prácticas internacionales, y requerir acceso a comercialización y si eso es lo que ustedes creen elévenlo en una petición a quienes pueden tomar esa decisión que no es el IFT. Vean programas a nivel mundial, hay fondos de apoyo y tal vez requieran un marco jurídico adhoc no se piensen como medios marginales sino como parte de la comunicación sustantiva del país”, sentenció Cuevas.