“Vamos a presentar en las próximas semanas la Ley de Modernización de las TIC”, aseguró el Presidente de Colombia, Iván Duque, en la apertura de ANDICOM 2018, que tuvo lugar en Cartagena de Indias, Colombia, entre el 29 y el 31 de agosto.

“Hay que lograr un matrimonio entre la inversión privada y el sector público… Hay que desregular el sector. El mundo se está moviendo hacia una desregulación. Y nosotros, por el contrario, seguimos teniendo excesos de regulación… Saber des- regular también implica plantearnos qué tipo de regulador queremos, movernos hacia un regulador único, moderno, que entienda la transversalidad de las tecnologías”, planteó el Presidente.

En esta línea, la Ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) de Colombia, Sylvia Constaín, indicó que el proyecto busca la modernización del sector TIC, impulsar el crecimiento y cerrar la brecha digital. “Tenemos que aumentar la eficiencia institucional, tenemos que hacer que las inversiones estén focalizadas realmente en la conectividad, tenemos que armonizar las contraprestaciones y las cargas y tenemos que garantizar, aquí quiero ser muy clara, tenemos que garantizar la televisión y radio públicas”, enfatizó Constaín.

De este modo, las nuevas autoridades colombianas volvieron a poner en la agenda la creación de un regulador convergente, proyecto que el Congreso había archivado en junio a pedido del MinTIC, entre otras cuestiones, por las críticas que suscitaron las modificaciones introducidas por el senador Mario Fernández Alcocer que implicaban una amenaza a los mecanismos de financiamiento de la televisión pública al unificar el fondo de la televisión- con el que se financia la TV pública- con el fondo TIC.

En un documento enviado a los legisladores y al MinTIC, OBSERVACOM planteó una una serie de  del senador Fernández Alcocer que no cumplía con estándares internacionales y conllevaba serios riesgos para la libertad de expresión, la diversidad y el pluralismo.

La nueva iniciativa anunciada en ANDICOM 2018 tuvo el respaldo de los presidentes de las compañías telefónicas, que pidieron celeridad al gobierno en la creación de un regulador único; desregulación para competir con los OTT como Netflix en igualdad de condiciones; la reducción de cargas tributarias; y seguridad jurídica a través de la ampliación del plazo de vigencia de sus licencias (de 10 a 30 años) para el sector, según el portal Semana.