A finales de noviembre, Canal Capital y la Secretaría Distrital de Integración Social, con apoyo de la Autoridad Nacional de Televisión, lanzaron #TBT Sin Límites, una serie que por medio del suspenso y la intriga busca acercar a los jóvenes a problemáticas de la realidad actual como la identidad sexual, el consumo de drogas y alcohol, el uso de las nuevas tecnologías o las relaciones de parejas.
 
Durante el 2017, uno de los proyectos de la ANTV, en cabeza del área de contenidos, fue la realización de ciclos de formación a canales públicos regionales, productores y realizadores de contenidos audiovisual. Estos encuentros se llamaron La Tele de Todos y se enfocaron en la capacitación sobre generación de contenidos transmedia, prosumo responsable, derechos de autor y derechos conexos, creación de contenidos de calidad, creación de contenidos de eduentretenimiento, entre otras temáticas.
 
Es afortunada la coincidencia que para cerrar el año la ANTV, haya salido a la luz este primer proyecto de serie transmedia del Distrito que, con más de 480.000 reproducciones en su página web y más de 16.000 usuarios en menos de un mes, ha demostrado tener una gran fortaleza en su contenido casi para asemejarlo con el caso SKAM, la webdrama juvenil de la televisión pública noruega que se expandió por todo el mundo.
 
#TBT Sin Límites está conformada por 48 capítulos de 4 minutos en los que se narra la búsqueda de Juana Iriarte, una estudiante que desaparece después de una transmisión de Facebook Live. Como es un contenido transmedia, tiene una particularidad: los creadores del proyecto desarrollaron todo un universo entorno a la vida e historia de los personajes del seriado. Por medio de una página web, redes sociales, un juego, un foro y un libro de crónicas de las historias reales proporcionadas por la Secretaría de Integración Social para la creación del guion, cada plataforma se encarga de proporcionar su grano de arena a la serie y nutrirla. Por ejemplo, se puede interactuar y conocer más a los personajes por sus redes sociales. El usuario puede escoger la linealidad, rumbo y desenlace que le quiere dar a la historia en la página web. Y en televisión, se verá una versión más completa que trata de englobar todas las miradas.
 
La televisión pública y la ANTV le siguen apostando a la atracción de audiencias jóvenes y qué mejor que con contenidos transmedia que fomenten la interacción con ellos y así educarlos