El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó la reubicación de 48 canales de TV digital por debajo del canal 37 y liberó la banda de 600 Mhz (los canales 38 al 51, ubicados entre los 614 MHz y 698 MHz). Con esta decisión, México se convierte en el primer país latinoamericano en liberar por completo una banda históricamente atribuida a televisión para que ahora se alojen servicios móviles 5G.

En la banda de 600 Mhz operaban 151 canales de televisión. Desde el apagón analógico de 2015, 103 de ellos ya fueron reubicados o están en vías administrativas de migración. De modo que estos 48 eran los últimos que restaban para liberar la banda. De los 48 canales, 10 son concesionarios comerciales, 14 corresponden a frecuencias de uso público y dos son de uso social.

La decisión del IFT se enmarca en el Programa de Trabajo para reorganizar el Espectro Radioeléctrico para estaciones de radio y TV. Como parte de este esquema, en julio de 2017, el IFT había trasladado las emisoras de TV de la banda de 470-512 Mhz (canales 14 a 21) a la banda 450-470 Mhz, que era utilizada para servicios de radiocomunicación privada de entidades de gobierno y empresas privadas, así como también para el servicio de telefonía en zonas rurales.

La reatribución de la banda de 600 Mhz para servicios móviles fue adoptada en forma pionera por Estados Unidos y, en la región, Colombia tomó el mismo camino que México.

En 2016 se llevó a cabo en Estados Unidos la subasta de la banda de 600 Mhz conocida como subasta de incentivo, que consistió en dos etapas. En la primera, los radiodifusores ubicados en esa banda que decidieran de modo voluntario devolver sus frecuencias recibirían un porcentaje de lo recaudado en la segunda etapa. Allí, los operadores móviles pujaron por la obtención de los derechos de uso de ese espectro para el desarrollo de servicios móviles.