Las negociaciones para la reforma de la Directiva de Servicios de Comunicación Audiovisual en Europa dan un paso más. El Parlamento y el Consejo llegaron a un acuerdo para extender la regulación hacia los servicios de video bajo demanda o VOD (como Netflix) y las plataformas de intercambio de video y contenido (como Facebook y Youtube). Se prevé que la normativa sea aprobada en forma definitiva en la sesión plenaria del Parlamento Europeo en septiembre.

El texto consensuado entre el Parlamento y el Consejo básicamente recoge los puntos aprobados el año pasado primero en la Comisión de Cultura del Parlamento (que introdujo cambios al texto original de la Comisión) y luego en la plenaria de mayo de 2017, donde se definió iniciar consultas inter-institucionales con el Consejo de Europa.

Además de extender el alcance de la Directiva a las plataformas de video y de intercambio de contenidos, el Parlamento y el Consejo acordaron el establecimiento de cuotas de al menos 30% de obras europeas tanto en programas de TV como en los catálogos de los servicios de video on demand (VOD).

Asimismo, se acordaron medidas para garantizar la integridad de la señal en smart TVs, es decir que el proveedor de servicios no puede agregar una ventana con contenido en la pantalla durante el programa sin antes haberlo acordado previamente con el radiodifusor.

En relación a la protección de los derechos de la infancia y las personas en Internet, se introducen nuevas reglas para prohibir contenidos que inciten a la violencia, al odio y al terrorismo. “Mientras que la co y autorregulación son la prioridad, las plataformas de intercambio de contenido serán responsables de reaccionar rápido cuando un contenido es reportado por los usuarios como dañino”, señala el comunicado de prensa del Parlamento. Además, las plataformas tendrán que crear mecanismos sencillos y efectivos para permitir a los usuarios reportar y advertir sobre contenidos, así como arbitrar las soluciones técnicas y dar seguimiento al reclamo.

También se prevén mecanismos para proteger los datos personales de los menores a través de la imposición de medidas para garantizar que los datos colectados por los intermediarios no se procesen para uso comercial, lo que incluye perfiles de publicidad y publicidad dirigida basada en el comportamiento del usuario.

Por último, los cambios en la normativa audiovisual contemplan la redefinición de los límites (más laxos) a la publicidad para radiodifusión. Se establece una cuota del 20% de publicidad diario en el horario de 6 a 18 hs, permitiendo que el radiodifusor decida en qué momento incluirla. A su vez se estableció que durante el prime time (de 18 a 00 hs) solo puede emitirse un máximo del 20% de publicidad del total autorizado para ese día.