Los representantes de la Red de reguladores Africanos e Ibero-Americanos, alentados por la necesidad y profunda convicción de consolidar una eficiente cooperación Sur/Sur, que se viene fraguando desde el año 2013, han dado lugar al Encuentro de Fes, Reino de Marruecos, el primer Encuentro inter-Redes dedicado a la comunicación audiovisual y a sus desafíos comunes, como resultado de un proceso iniciado por la HACA (Alta Autoridad de la Comunicación Audiovisual) en estrecha colaboración con las presidencias de ambas Redes.

Teniendo en cuenta la voluntad de los miembros del RIARC (Red de Autoridades Africanas de Regulación de la Comunicación) y de PRAI (Plataforma de Reguladores del Sector Audiovisual de Iberoamérica), manifestada durante una Asamblea General respectivas, al objeto de reforzar las capacidades institucionales y operativas de regulación, así como con el fin de promover el intercambio de experiencias y de información entre sus miembros, dadas las evoluciones tecnológicas y los retos de la sociedad de la información.

Reafirmando el compromiso de los miembros de ambas Redes con objeto de consolidar y promover las diferentes facetas de la cooperación Sur/Sur, así como de ampliar y diversificar las relaciones de amistad y los intercambios culturales, científicos y técnicos.

Partiendo de los retos comunes relativos al refuerzo del marco jurídico e institucional de la regulación, a la transición digital, a la regulación en periodos electorales, a la promoción de la igualdad de género en y a través de los medios, a la protección de las niñas y niños y de los jóvenes, a la alfabetización mediática y la lucha contra el discurso de odio y de racismo, que deben ser establecidos como prioridades de nuestra cooperación.

Ante la evolución del sector de la comunicación audiovisual, conscientes de la necesidad de desarrollar sinergias, de aprovechar la riqueza que reside en la diversidad y de nuestros mecanismo de evaluación y de definir, juntos, acciones de cooperación duraderas y provechosas.

Bajo este espíritu, nos comprometemos a promover buenas prácticas en el ámbito de la regulación de la comunicación audiovisual, observando las reglas nacionales e internacionales, defendiendo el respeto y la promoción de los derechos humanos, así como  los valores de diversidad (igualdad, paridad y libertad de expresión como principios intangibles de nuestra acción común al servicio del desarrollo de nuestras sociedades y de la consolidación de nuestra democracia.