El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), organización dedicada a la promoción y protección de los derechos humanos de Argentina, se presentó ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) y solicitó que el organismo rechace la fusión entre Cablevisión y Telecom.

“La autorización solicitada por las empresas Cablevisión y Telecom, que pretenden fusionarse aún en los términos fijados por la Resolución 5644/2017 del ENACOM, debe ser rechazada, en tanto las condiciones de concentración extrema que generará su eventual aprobación conllevan un grave perjuicio para el interés económico general en los términos de la Ley 25.156, y una amenaza al alcance, reconocimiento, ejercicio y garantía de la libertad de expresión y del derecho a la información de toda la sociedad argentina”, señala la presentación del CELS.

La organización planteó que el proceso de aprobación de la fusión se produce “sin esperar el proceso de elaboración, discusión y aprobación de una nueva ley de servicios de comunicación audiovisual que modificaría a la Ley 26.522”.

Cabe recordar que tras llegada al gobierno de Mauricio Macri, a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 267/2015 se modificaron aspectos centrales de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) y de la Ley Argentina Digital. Organizaciones de la sociedad civil denunciaron a Argentina ante la CIDH porque dichos cambios agudizaban el escenario de concentración y afectaban a la diversidad y el pluralismo.

En ese contexto, el gobierno se comprometió a elaborar un nuevo marco regulatorio acorde con el derecho internacional. Para ello convocó a una “comisión redactora” que debía presentar un anteproyecto de ley integral que, a pesar de diversas prórrogas, aún no se ha presentado públicamente. En cambio, el Ejecutivo, a través del Ministerio de Modernización optó por avanzar con un proyecto de “Ley Corta” que actualmente se debate en la Comisión de Medios del Senado.

Además, CELS sostuvo que cuando ENACOM aprobó la fusión y estableció que la condición de actor dominante ocurre cuando una empresa concentra el 80% de mercado de conectividad fija, “le aseguró a las empresas fusionadas la capacidad para consolidarse como un actor con poder preponderante en el mercado de los servicios de comunicación y comunicación audiovisual”.

Se trata de la mayor concentración infocomunicacional de la historia argentina y, por la cantidad de mercados que comprende, es inédita también en el resto de América Latina”, advierte el CELS. Según el documento presentado ante la CNDC, la fusión de Cablevisión y Telecom resultará en la concentración a nivel nacional del 42% de la telefonía fija, el 34% de la telefonía móvil, el 56% de las conexiones de banda ancha fija, el 35% de los accesos de banda ancha móvil y el 40% de la TV paga.

La presentación concluye que la aprobación de la fusión generará perjuicio a la competencia, obstaculizará la libre concurrencia de nuevos operadores, así como también dejará indefensos a los usuarios, deteriorando la esfera pública, cercenando la diversidad y pluralidad de voces, y debilitando la democracia.

Se puede acceder a la presentación completa del CELS aquí.