Ciudad de México, 17 de agosto de 2020.- Durante la Asamblea General de la Plataforma de Reguladores del Sector Audiovisual de Iberoamérica (PRAI), celebrada el 25 de junio de 2020, los organismos miembros formalizaron la bienvenida a la Plataforma, de las autoridades de Argentina, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y de Colombia, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) de Colombia.

Los representantes de ambas instituciones expresaron su compromiso por contribuir activamente al intercambio de información y experiencias, así como su disposición a sumarse a las iniciativas de cooperación regional destinadas a enfrentar los retos en materia de regulación del sector audiovisual en Iberoamérica.

Actualmente, la PRAI está constituida por un total de 10 miembros: el Consejo Nacional de Televisión de Chile, el Consejo Consultivo de Radio y Televisión de Perú, el Consejo Audiovisual de Cataluña, la Entidade Reguladora para a Comunicação Social de Portugal, el Ente Nacional de Comunicaciones de Argentina, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de España, el Consejo Audiovisual de Andalucía, el Instituto Federal de Telecomunicaciones de México, la Agencia Nacional de Cine y Televisión de Brasil y la Comisión de Regulación de Comunicaciones de Colombia.  Además, cuenta con 3 observadores: la Superintendencia de Telecomunicaciones de Costa Rica, el Sistema Nacional de Radio y Televisión de Costa Rica y la Alta Autoridad de la Comunicación Audiovisual de Marruecos.

Por lo que respecta al ENACOM de Argentina, vale la pena destacar que fue creado como resultado del Decreto 267, con el mandato de conducir el proceso de convergencia tecnológica y crear condiciones estables de mercado, para garantizar el acceso de los argentinos a los servicios de internet, telefonía fija y móvil, radio, postales y televisión. Su misión es promover la plena inclusión digital y el acceso a la información; facilitar el acceso a las oportunidades que brindan las tecnologías de la información y las comunicaciones, generando mayor balance y competencia entre los distintos actores del mercado; crear las condiciones para que exista plena libertad de expresión, diversidad cultural y la pluralidad de voces en el ámbito de los medios audiovisuales; defender los derechos de los usuarios y fomentar la prestación de servicios con altos estándares de calidad, en especial a los que viven en zonas rurales, extremas y de bajos ingresos.

Por lo que respecta a la CRC de Colombia, la expedición de la Ley 1978 reformó a dicha autoridad para convertirla en el regulador único encargado de promover la competencia en los mercados y el pluralismo informativo, evitar el abuso de posición dominante, regular los mercados de las redes y los servicios de comunicaciones y garantizar la protección de los derechos de los usuarios, con el fin de que la prestación de los servicios sea económicamente eficiente, de manera que las redes y los servicios de comunicaciones, incluidos los servicios de televisión abierta radiodifundida y de radiodifusión sonora, reflejen altos niveles de calidad.

Con la bienvenida a las autoridades de Colombia y Argentina, la PRAI da un paso importante en la ruta de configurarse como espacio de generación de soluciones a retos compartidos, sobre la base de los principios, valores, derechos y libertades que configuran las bases estructurales del marco legal de los medios de comunicación audiovisual en Iberoamérica.